Instagram

30 septiembre 2012

TRIATLON TITAN 2012


Hola a todos,
como la mayoría sabéis el Titan es una prueba muy especial para mi.
Ayer se celebró la octava edición, fue diferente, eche de menos al para mi padre y creador de la prueba, José González, no creo que leas esto pero espero verte el año que viene y si no, nos hacemos uno por nuestra cuenta, no estaríamos solos.
Eche en falta que nos regalaran una semilla de encina, o algún detalle artesanal, de esos que aportan un espíritu y ambiente especial.
Eche de menos a Javier Morilla animando en la última rampa o mejor aún terminando la carrera a pie justo cuando yo la empiezo.
También a algunos Titanes que forman parte de la prueba.
Soy un Titán sensiblero, es lo que hay.

Muchas gracias a todos por los ánimos, tanto los que os acercasteis por allí como a los que lo hacéis desde la distancia

La organización de este año, al igual que las anteriores estuvo impecable, al menos en mi opinión, fue un día climatologicamente muy complicado y no falto absolutamente de nada.
Por último y antes de explicaros como me fue deportivamente, decir que espero que estén bien los que sufrieron caidas en la bici, especialmente al que estaba en el suelo en la bajada de Palomitas, que es la que parecía mas grave, no sé si hubo mas.

Este Titán ha venido marcado por la lluvia y el frío  En las 8 ediciones es lo que nos faltaba, ya habíamos tenido calor, viento y olas. Desde el día anterior estaba preocupado con las bajadas en bici, de hecho me acerque a una tienda de ciclismo y monté unas cubiertas de agua. Me da miedo bajar y en mojado ni os cuento, ademas se que ir con miedo es peor aún, así que entraba en un circulo vicioso, una espiral paranoica en el que me veía cayéndome si o si.
Por suerte llovió menos de lo esperado y aunque hubo tramos en los que si lo hacía fueron los menos, eso no quito que la carretera estuviera mojada en algunas bajadas.
De antemano sabía que no iba a ser un Titán para hacer tiempo ya que iba perder mucho en los descensos comparado con la mayoría de participantes y con otros años, así mi objetivo lo tenía claro, llegar a meta, ya vendrá otros titanes donde pueda ser mas competititvo (dentro de mi cutrenivel claro)
La natación se me hizo larga, la hice entera con mi amigo Juanma que en las primeras boyas, como no podía ser de otra manera me iba dando todo tipo de indicaciones y que luego como perro viejo se me metio a los pies y se convirtio en una prolongación de mi cuerpo, por mi parte encantado de llevarlo ahí y de que no se calle ni debajo de agua, este año era muy facil orientarse, nada que ver con el anterior. A ratos cogía pies y a ratos no, me daba un poco igual, ritmo tranquilo.
Transición pataterilla, me abrigo bien y a pedalear. Luis Lara mi otro compi de entrenos y amigos sale cuando nosotros llegamos, bye bye, estás muy fuerte amigo y sumado a mi estilo abuelita en los descenso cero posibilidades de seguirte.
Subida a Palomas tranquila, coronamos y entramos en la bajada de palomitas con unos kilometros iniciales con mucha niebla que acojonan, sonaba una ambulancia a lo lejos que tampoco ayudaba, lo dicho bajando a 2 por hora. La parte entrepuertos nos llueve levemente, yo voy guardando fuerzas para el Boyar. Ya en el Boyar igualmente lo subo tranquilo con los últimos 4 kms con lluvia mas fuerte y frío, la niebla hizo que por primera vez en mi vida no me diera cuenta de que había coronado y me vi de pronto bajando para encarar las palomitas. Bajada chunga, mucha agua y la bici no frena bien, mal ratito. En la última subida a Palomitas ya me noto cascaete pero corono bien. Ya solo queda bajar Palomas que a medida que descendemos la carretera está mas seca y se hace sin mayor problema. Final de la Bici, para mi prueba superada.
Salgo a correr con la incógnita de como se me dará esta parte, llego habiendo corrido poco los últimos meses, los primeros kms son muy rápidos de bajada constante, luego terreno rompepiernas que te recuerda lo que llevas encima y así la llegamos a la subida a Algodonales, dura pero bien, este año el pueblo no tiene la animación de ediciones previas pero igualmente se vuelca con los corredores, detrás mía va un local y es brutal los ánimos que recibe. Punto de retorno, rompepiernas de nuevo y la temida subida a la presa, la hago regulando, adelantando compañeros poco a poco, llegada a la presa y encaramos los 2 terrorificos kms finales. Sufro muchísimo, especie de hombre del mazo junto con las rampas mortales, voy haciendo el gesto de correr pero el ritmo debe ser de andar, literalmente me arrastro, entro en el pueblo y aprieto los dientes por no parar, finalmente giro a la derecha y entrada en meta, son 50 metros, suficientes para emocionarme y mirar al cielo.

Muchas gracias a todos, nos vemos en el Titan 2013
Publicar un comentario