Instagram

19 junio 2011

Subida al Veleta 2011 (intento de)

Hola a todos,
Este finde con motivo de encontrarme en Monachil en la celebración de una boda durante todo el finde, aproveche la mañana del sábado mientras todos dormían y no se me ocurrió otra cosa que intentar subir al Veleta desde Granada.
Ahora puedo decir que la ignorancia fue mi mejor aliada para acometer dicha subida, ya que mas tarde, unos metros mas arriba me di cuenta de que no tenía ni idea de donde me había metido.
Empiezo por el final y aviso que no coroné, el motivo para mi inimaginable al empezar la ruta, una muestra mas de mi poco conocimiento sobre esta inolvidable Ascención.
Otro dato  de mi poca previsión es que, finalmente, estuve en la bici 6 horas y 20 minutos, saliendo de la casa en ayunas (por no molestar) y solo  con un sandwich y 2 miserables euros en la espalda, ni barritas ni geles ni dinero, pa qué?

Pues eso, salí de Monachil a las 8 de la mañana, el primer reto era llegar a Granada y encontrar la carretera de la Sierra, esto lo conseguí tras un par de leves pérdidas ya dentro de la ciudad. Nada mas enfilar la avenida que te saca de la ciudad dirección Pinos Genil me uno a un grupeto de 6 ciclistas, uno de ellos en sus años mozos había sido ciclista profesional (5º en la flecha-Valona), vaya máquina. Muy amablemente me indicaron el recorrido a seguir y sus variables, yo opte por tomar la que ya conocía, pues si había subido anteriormente hasta Pradollano. El inicio del Puerto, una vez pasado Pinos Genil se me hace la parte mas dura en cuanto a desniveles, por suerte se va con las fuerzas intactas y no se nota aún la altitud. Incomprensiblemente veo a lo lejos un ciclista y me da por ir a por él (sin saber cómo era la subida completa), así me entretengo unos cuantos kilometros y consigo que me suba el pulso mas de la cuenta, antes de llegar a su altura se incorporan desde un cruce un grupo de unos 10 ciclistas de club y me junto con ellos durante unos minutos, van tranquilos y me sirve para ir mas despacio y bajar algo el pulso. Una vez llegado al cruce donde está el centro de visitantes ellos deciden descansar y yo sigo girando a la derecha. Ya aquí voy cansado pero bien, intentando reservar energias y pensando en que la cosa se irá endureciendo debido a la altitud. Al poco de girar me pasa otro ciclista y le pregunto cuanto queda a Pradollano, me dice que unos 9 Kms (pufff) lo recordaba mucho mas cerca. Esta parte se hace bien ya que la pendiente suaviza, el tema es que se empieza a notar la altitud.
Al llegar a Pradollano giro a la izquierda y tiro dirección el albergue universitario, rodeo el CARD y justo pasado el albergue llego a la Hoya de la Mora. Aquí me gasté mis dos euros en una latita de cocacola, muerto de hambre pero sintiendome vencedor (ignorante), allí hay otro grupo de ciclistas y les pregunto que cuanto queda para llegar al Veleta.... unos 12....tuve que hacer un esfuerzo enorme para mantener la compostura, me había hecho a la idea de que me quedarían 3 como mucho 4, pero 12!!!
Pues nada, volverme no me iba a volver, así que parriba. Cruzo la barrera que no deja pasar coches y entro en la carretera que lleva al Veleta, el asfalto (por llamarlo así) está destrozado en su totalidad por estar cubierto de nieve gran parte del año, le pregunto a un tío con pinta de profesional si no me he equivocado de camino y me dice que no, ALUCINO un poco.
En algunos tramos me tengo que bajar de la bici debido al estado del carril y si no fuera porque vi a uno con bici de carretera bajando hubiera pensado que no se podia subir con este tipo de bici. A medida que voy subiendo adelanto a gente con bici de montaña y todo metido, cada vez se acumula mas nieve en las cunetas y la temperatura cae en picado (yo con mi monito de triatleta). Las vistas son impresionantes. Llega un momento que el paisaje es totalmente invernal y aparte de la subida, me preocupa la bajada, me voy a congelar si no me despeño antes claro. Así voy subiendo y ya para rematar en un cruce me equivoco y tiro para Borreguiles en vez de para el pico, menos mal que pregunté a un alpinista que andaba por allí, el hombre me miraba con cara de pena (desabrigado, muerto de hambre y pérdido, no era para menos) Al menos mis piernas respondían y aunque lentamente iba ascendiendo. Ya casi al final vienen bajando dos bikers y les pregunto cuanto queda, estos sonrientes y abrigados me dicen que un par de kms pero que el camino está cortado por la nieve, de nuevo ALUCINO, si estamos en Junio, no me jodas. (Sevillanito sin cultura alguna de alta montaña, está claro) En fin ya puestos llegó hasta que la nieve no me deja seguir y me quedo con la miel en los labios, ya que me hubiera encantado coronar y mas aún quedándome tan cerca. Una vez tiradas algunas fotitos me dispuse a bajar, puedo decir que en la bajada hasta la Hoya de la Mora sufrí mas que en la subida, lo pasé fatal no tanto por el frío sino por la carretera, llena de gravilla, agua de deshielo, baches y herraduras, nunca me han dolido tanto las manos de frenar. A partir de Pradollano un autentico placer dejarse caer, eso si.
La subida me ha encantado y es un auténtico reto en sí, me gustaría volver con amigos para disfrutarla en compañía. Totalmente recomendable.

Saludos a todos.
Publicar un comentario